No hay más que una vida, no hay reglas, ni juicios más que los que vos aceptes o crees para vos mismo, y cuando se acaba, se acaba, duermes por toda la eternidad. Se feliz mientras estés aquí...

lunes, 14 de febrero de 2011

Cierras los ojos i ves todo el mar en primavera ..

Lo más difícil de estar solteros es pensar que valemos algo.Solos, muchos solteros se menosprecian.
Yo creo que quizá, lo realmente valioso sea averiguar quienes somos... solos. No podremos invertir en alguien especial, mientras no invirtamos en nosotros mismos, quizá la soledad no sea algo que debamos sufrir, si no algo que celebrar.
A veces el universo lo celebra con nosotros, que no tengamos a nadie con quien compartirlo, no hace que sea menos hermoso.
La otra noche hubo una lluvia de estrellas para mí sola..i eso..
no está mal....para una chica soltera...

4 comentarios:

  1. Bueno… Vamos a retomar el viejo –y servicial- hábito del posteo. Ayer, noche mediante, compartí una grata charla (o, más ajustable a la realidad del caso, entrecruce gramatical) con una añosa amiga; no en aquello que pudiera acusar su edad o pertenencia a determinado rango etario, sino, a la prolongación CUALITATIVA de nuestra amistad, perpetuándose a lo largo de los años.
    El lozano “Valentino”, fue uno de nuestros temas de competencia: “Soledad Vs. Pareja”.
    Siempre he sido un tanto renuente, a la hora de marcar las “soledades”. Quizás, porque pese al afán, que en tiempos pretéritos supe emplazar en torno a esa insoslayable búsqueda del SOLO/UNO, jamás encontré respuesta de complacencia cierta. Quizás, porque a pesar del ostracismo (incluso, el más crápula, personal y estacionario) frente al constante movimiento e interacción de actores de implicancias pasajeras (para el juicio del paria) siempre existe un algo que quiebra y perturba ese “supuesto estado de reposo absoluto”. Sujeto a lo anterior, debo reconocer que invariablemente, he asociado a la soledad con el sosiego; sea para mí el estado Theta o bien, una ensoñación pasajera, la soledad siempre se ha manifestado como una promesa “de más”: un reposo necesario, un reabrir puertas olvidadas, la regeneración de bríos, o, simplemente, la proposición de un temple estructural (a futuro) y de esperanza manifiesta, a presente. Paralelamente, soledad ha sido sinonimia de genuino y novedoso; genuino, porque no creo que exista algo más real que “mi propio yo en acción”. Tampoco, algo más cercano, palpable y experimental: todo lo comprendemos a través de nuestra experiencia personal. Desde el dolor(físico) hasta los sentires. Novedoso (retomando) porque es la antesala a la tangencialidad: nuevos horizontes y laterales formas de pensamiento.
    Amo la soledad, pero… ¡Descreo de su absolutismo definitorio!
    En la vida, partimos y nos ajustamos al deber de SER FELICES. Ahora bien, patológicamente, existen diversos cuadros que pueden trocar el objetivo o finalidad, en las reflexiones interpretativas de un individuo “equis”. Sin caer en “teorismos”, existen hombres que, abstraídos por el momento histórico, la mora, un pasado determinista y cien factores más, se proponen abiertamente escapar al cauce preliminar, tomando el “deber de ser feliz”, como un sueño utópico, intrascendente y romántico. Habemos otros que nos entregamos fervientemente, y también, aquellos que sólo proyectan la felicidad, a través de la interdependencia. Entonces… ¿Pareja o NO pareja? Al igual que nadie construiría sobre un sustrato inestable, el compartir idílicamente un proyecto o trayecto de vida, debería constituirse a partir de bases sólidas PERSONALES. Si uno NO es feliz (a modo de ejemplo) difícilmente pueda alcanzarlo y mantenerlo, en base a la vinculación y contacto con un tercero. Esto se aplica tanto al UNO como al otro. Si no soy feliz, el otro, no proveerá mágicamente la felicidad. Por el contrario, si SOY feliz, y el otro no lo es en esencia… Tampoco se llegará a buen puerto. Conclusión preliminar: la complementariedad sólo se justifica cuando existe un grado “interesante” de satisfacción personal. Caso contrario: sólo será una pena más a purgar. Como agregado: esa satisfacción debe ser bilateral y sostenida.
    Pero… Habiendo tantos infelices… ¿Por qué siguen prosperando parejas con fechas de caducidad fijadas a priori?
    1. Promesa de cambio: personal y del otro.
    2. Esperanza o cambalache.
    3. Pulsión sexual activa vs. Idiosincrasia y mora social.
    4. Negación de la realidad.
    5. Ceguera emocional interpretativa.
    6. Costumbrismo.

    ResponderEliminar
  2. Sigue...

    Hay infelices que apuestan al cambio mágico (aludido con anterioridad). Otros, que se aferran ciegamente a una esperanza onírica. Los hay sexuales, desertores o parvos, emocionalmente débiles y… Respetuosos de las demandas sociales. En última instancia, estar en pareja, también constituye uno de los “ser bien”.

    MI deber es SER FELIZ. No como preámbulo para una plausible relación con otro, sino, porque compone la obligación inaugural que tengo para conmigo mismo y, el objetivo a desarrollar a diario, para poder APRENDER/vivenciar (deber de vida) sin limitaciones, taras o flaquezas emocionales. Poder vivir exento de pormenores astrales. Todos podemos ser felices, aún, sumidos en las más adversas coyunturas.

    Retomo el posteo…
    “La otra noche hubo una lluvia de estrellas para mí sola..i eso..
    no está mal....para una chica soltera...”

    Cada instante nos provee de una lluvia de estrellas o, de un aluvión de lágrimas. La elección, pende de nuestras convicciones, determinismo y temple. Hace un instante, hubo una lluvia de estrellas para mí solo. Ahora, otra, más fulgurosa y vivaz, viene en camino. Pronto, contaré con varias lluvias de estrellas a cuestas. ¿Quién se anima a seguir juntando Polvo de Estrellas?
    Albricias,
    AJ

    ResponderEliminar
  3. Se copo mal el amigo de arriba escribiendo jajaa
    la cosa es que creo uno busca a alguien porque todos nos sentimos incompletos, la otra persona nos sirve pa' complementarnos.
    Te envidio por poder disfrutar plenamente de una lluvia de estrellas sola ^^u

    ResponderEliminar
  4. Hola, la verdad que esta muy buena la entrada, es muy certero lo que esplayas, muchas veces las personas que estan solas se desvalorizan por el simple hecho de sentirse solas, realmente no hay necesidad pero tal vez sea por costumbre o porque asi se sienten o la misma vida te va llevando a sentirte asi... Encontré tu blog por tu face, me encanta que tengamos un espacio en común, e agrada poder leerte. Un saludo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.