No hay más que una vida, no hay reglas, ni juicios más que los que vos aceptes o crees para vos mismo, y cuando se acaba, se acaba, duermes por toda la eternidad. Se feliz mientras estés aquí...

sábado, 25 de septiembre de 2010

Reza para que no me pierda..

Tú tranquilo que la rabia sale sola..
No las busques porque te quema..
Y no te asustes si tu miedo no te asusta,
y no corras porque das pena. 
Nunca estuviste en el cielo,
eres de los que no vuelan.
Presidiario del silencio frío,
que la sangre hiela,
si se ha muerto un sentimiento.
Yo le encenderé una hoguera,
de esas que llevo por dentro,
de esas que de fuego me queman.
He perdido los papeles,
y me han echado de la tierra.
Te vi, te vi, pero no sé dónde.
Ya verás que no me encuentran,
ya he llegado al horizonte,
se avecina una tormenta,
me voy a tirar al monte
Reza pa' que no me pierda,
me pierda, me pierda, me pierda, me pierda
reza pa' que no me pierda,
reza pa' que no...

Me han robado el esqueleto,
me quema la carretera.
A mí no me quema el fuego,
aquí sólo huele a rueda.
Siempre quiero estar contento,
triste no valgo la pena.
Si me ahogo en tu lamento,
llévame siempre a tu vera.

Así que deja de inventarte recetas,
Mira bien la talla al cambiar de chaqueta,
y escóndeme del monstruo,
y que no me vea.
Llévame siempre a tu vera.
tu vera, tu vera, tu vera, tu vera
llévame siempre a tu vera.
tu vera, tu vera, tu vera, tu vera..
reza pa' que no me pierda..
Reza pa' que no..

miércoles, 22 de septiembre de 2010

martes, 14 de septiembre de 2010

La Crisis según Albert Einstein.

No pretendamos que las cosas cambien,si siempre hacemos lo mismo.La crisis es la mejor bendicion que puede sucederle a personas y paises,porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia,como el dia nace de la noche oscura.Es en la crisis que nace la inventiva,los descubrimientos y las grandes estrategias.Quien supera la crisis,se supera a si mismo sin quedar "superado".
Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias,violenta su propio talento y respeta mas a los problemas que a las soluciones.La verdadera crisis,es la crisis de la incompetencia.El inconveniente de las personas y los paises es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafios,sin desafios la vida es una rutina,una lenta agonía. Sin crisis no hay meritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno,porque sin crisis todo viento es caricia.Hablar de crisis es promoverla,y callar en la crisis es exaltar el conformismo.En vez de esto,trabajemos duro.Acabemos de una vez con la unica crisis amenazadora,que es la tragedia de no querer luchar por superarla"

Hollywood whore..

Hollywood whore
Passed out on the floor
I'm sorry but the party's over

Cocaine nose and trendy clothes
Gotta send her to rehab
She found out she's got no soul
But it really doesn't bother her

White trash queen, American dream
Oh what a role model
Throwing a fit, making a scene
Like no tomorrow

Hollywood whore
Passed out on the floor
Can't take it no more
I'm sorry but the party's over

The talk of the town
And she's going down
I'm sorry but the party's over
No-o-ow

Awake by noon, drunk by four
Sucked up in the showbiz
Your so lame, your such a bore
I wanna kick your teeth in

Plastic smile to match your style
We can tell you got a face lift
You're so vain, you're so vile
You're a number one hit

Hollywood whore
Passed out on the floor
Can't take it no more
I'm sorry but the party's over

The talk of the town,
And she's going down
I'm sorry but the party's over

The cameras are gone
And nobody screams
She couldn't survive her fifteen minutes of fame

Her friends are all gone,
She's going insane
She'll never survive without the money and fame

It's all going down the drain

Hollywood whore
Passed out on the floor
I'm sorry but the party's over

The talk of the town,
And she's going down
I'm sorry but the party's over

Hollywood whore
Passed out on the floor
I'm sorry but the party's over

The talk of the town,
And she's going down
I'm sorry but the party's over

Wake up, the party's over
Wake up, the party's over
No-o-ow..

Don't let the door hit ya where the good lord split ya honey..

Su propia existencia..

Aquel día ella se levantó como siempre a las 7 de la mañana. Como todos los días, arrastró sus pantuflas hasta el baño y después de ducharse se perfumó. Se vistió con ropa bastante a la moda, como era su costumbre y bajó a la entrada a buscar su correspondencia. Allí se encontró con la primera sorpresa del día: ¡No había cartas!
Durante los últimos años su correspondencia había ido en aumento y era una parte importante de su contacto con el mundo. Un poco malhumorada por la noticia de la ausencia de noticias, apuró su habitual desayuno de leche y cereal (como recomendaban los médicos), y salió a la calle.
Todo estaba como siempre: los mismos vehículos de siempre transitaban las mismas calles y producían los mismos sonidos en la ciudad, que se quejaba igual que todos los días. Al cruzar la plaza casi tropezó con el profesor Exer, un viejo conocido con quien solía charlar largas horas sobre inútiles planteos metafísicos. Lo saludó con un gesto, pero el profesor pareció no reconocerla; lo llamó por su nombre pero ya se había alejado y ella pensó que no había alcanzado a escucharla.
El día había empezado mal y parecía que empeoraba con las posibilidades de aburrimiento que flotaban en su ánimo.
Decidió volver a casa, para esperar las cartas que con seguridad llegarían aumentadas para compensar las no recibidas antes.
Esa noche, la mujer no durmió bien y se despertó muy temprano. Bajó y mientras desayunaba comenzó a espiar por la ventana para esperar la llegada del cartero. Por fin lo vio doblar la esquina, su corazón dio un salto. Sin embargo el cartero pasó frente a su casa sin detenerse. Ella salió y llamó al cartero para confirmar que no había cartas para élla. El empleado le aseguró que nada había en su bolso para ese domicilio y le confirmó que no había ninguna huelga de correos, ni problemas en la distribución de cartas de la ciudad.
Lejos de tranquilizarla, esto la preocupó más todavía.
Algo estaba pasando y debía averiguarlo. Buscó una chaqueta y c dirigió a casa de su amigo Mario.
Apenas llegó, se hizo anunciar por el mayordomo y esperó en la sala de estar a su amigo, qe no tardó en aparecer. La mujer avanzó al encuentro del dueño de casa con los brazos extendidos, pero este se limitó a preguntar:
-Perdón señora, ¿nos conocemos?
La mujer creyó que era una broma y rió forzadamente presionando al otro a servirle una copa. El resultado fue terrible: el dueño de casa llamó al mayordomo y le ordenó echar a la calle a la extraña, que ante tal situación se descontroló y comenzó a gritar y a insultar, como avalando la violencia del fornido empleado que la empujó a la calle….Camino a su casa, se cruzó con otros vecinos que la ignoraron o actuaron con élla como si fuera una extraña.
Una idea se había apoderado de la mujer: había una confabulación en su contra, y élla había cometido una extraña falta hacia aquella sociedad, dado que ahora la rechazaba tanto como algunas horas antes la valoraban. No obstante, por más que pensaba, no podía recordar ningún hecho que pudiera haber sido tomado como ofensa y menos aun, alguno que involucrara a toda una ciudad.
Durante dos días más, se quedó en casa esperando correspondencia que no llegó o la visita de alguno de sus amigos que, extrañados por su ausencia, tocara su puerta para saber de élla; pero no hubo caso, nadie se acercó a su casa. La señora de la limpieza faltó sin aviso y el teléfono dejó de funcionar.
Entonada por una copita de más, la quinta noche ella se decidió a ir al bar donde se reunía siempre con sus amigas, para comentar las pavadas cotidianas. Apenas entró, las vio como siempre en la mesa del rincón que solían elegir. La gorda Hans contaba el mismo viejo chiste de siempre y todas la festejaban como era costumbre. La mujer acercó una silla y se sentó. De inmediato se hizo un lapidario silencio, que marcaba la indeseabilidad de la recién llegada. Ella no aguantó más:
-¿Se puede saber qué les pasa a todas conmigo? Si hice algo que les molestó, díganmelo y se terminó, pero no me hagan esto…
Las otras se miraron entre sí entre divertidas y fastidiadas. Una de ellas hizo girar su índice sobre su sien, diagnosticando a la recién llegada. La mujer volvió a pedir una explicación, luego rogó por ella y por último, cayó al suelo implorando que le explicaran por qué le hacían eso.
Sólo una de ellas quiso dirigirle la palabra:
-Señora: ninguna de nosotras la conoce, así que nada nos hizo. De hecho, ni siquiera sabemos quién es usted…
Las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos y salió del local, arrastrando su humanidad hasta su casa. Parecía que cada uno de sus pies pesaba una tonelada.
Ya en su cuarto, se tiró en la cama. Sin saber cómo ni por qué, había pasado a ser una desconocida, un ausente. Ya no existía en las agendas de sus corresponsales ni en el recuerdo de sus conocidos y menos aún en el afecto de sus amigas. Como un martilleo aparecía un pensamiento en su mente, la pregunta que otros le hacían y que élla misma se empezaba a hacer: ¿Quién eres?
¿Sabía élla realmente contestar esta pregunta? Élla sabía su nombre, su domicilio, el talle de su camisa, su número de documento y algunos otros datos que la definían para los demás; pero fuera de eso: ¿Quién era, verdadera, interna y profundamente? Aquellos gustos y actitudes, aquellas inclinaciones e ideas, ¿eran suyos verdaderamente? ¿o eran como tantas otras cosas: un intento de no defraudar a otros que esperaban que élla fuera la que había sido?
Algo empezaba a estar claro: el ser una desconocida la liberaba de tener que ser de una manera determinada. Fuera élla como fuera, nada cambiaría en la respuesta de los demás.
Por primera vez en muchos días, encontró algo que la tranquilizó: esto la colocaba en una situación tal, que podía actuar como se le ocurriera sin buscar ya la aprobación del mundo..
Respiró hondo y sintió el aire como si fuera nuevo, entrando en los pulmones. Se dio cuenta de la sangre que fluía por su cuerpo, percibió el latido de su corazón y se sorprendió de que por primera vez NO TEMBLABA.
Ahora que por fin sabía que estaba sola, que siempre lo había estado, ahora que sabía que sólo se tenía a sí misma, ahora… podía reír o llorar… pero por élla y no por otros..
Ahora, por fin, lo sabía: SU PROPIA EXISTENCIA NO DEPENDÍA DE OTROS..
Había descubierto que le fue necesario estar sola para poder encontrarse consigo misma…
Se durmió tranquila y profundamente y tuvo hermosos sueños….Despertó a las diez de la mañana, descubriendo que un rayo de sol entraba a esa hora por la ventana e iluminaba su cuarto en forma maravillosa.
Sin bañarse, bajó las escaleras tarareando una canción que nunca había escuchado y encontró debajo de su puerta una enorme cantidad de cartas dirigidas a élla.
La señora de la limpieza estaba en la cocina y la saludó como si nada hubiera sucedido.
Y por la noche en el bar, parecía que nadie había registrado aquella terrible noche de locura..
Por lo menos, nadie se dignó a hacer algún comentario al respecto.
Todo había vuelto a la normalidad…
Salvo élla, por suerte, élla, que nunca más tendría que rogarle a otro que lo mirara para poder sentirse importante… élla, que nunca más tendría que pedirle al afuera que la definiera… élla, que nunca más sentiría miedo al rechazo…
Todo era igual, salvo que esa mujer nunca más se olvidaría de quién era.
-Y este es el cuento, princesa.. prosedio el.. Cuando tienes registro de tu dependencia frente a la mirada de los otros, vives temblando frente al posible abandono de los demás que, como todos, aprendiste a temer..
Y el precio para no temer es acatar, es ser lo que los demás, “que tanto nos quieren”, nos presionan a ser, nos presionan a hacer y nos presionan a pensar.
Si tienes “la suerte” del personaje de esta historia y el mundo, en algún momento, te da la espalda, no tendrás más remedio que darte cuenta de lo estéril de tu lucha.
Pero si no sucede así, si tienes la “desdicha” de ser aceptado y halagado, entonces… estás abandonado a tu propia conciencia de libertad, estás forzado a decidir: acatamiento o soledad; estás atrapado entre ser lo que debes ser o no ser nada para nadie..Y de allí en más…podrás ser, pero sólo, sólo y sólo para ti.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Amigos..

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices
por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar,
mas otras apenas vemos entre un paso y otro.
A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos.
El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá,
que nos muestra lo que es la vida.
Después vienen los amigos hermanos,
con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.

Mas el destino nos presenta a otros amigos,
los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino.
A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón.
Son sinceros, son verdaderos.
Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.

Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón
y entonces es llamado un amigo enamorado.
Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.
Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo,
tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas.
Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro,
durante el tiempo que estamos cerca.

Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes,
aquellos que están en la punta de las ramas
y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas,
algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones.
Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca,
alimentando nuestra raíz con alegría.
Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad.
Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única.
Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.

Habrá los que se llevarán mucho,
pero no habrán de los que no nos dejarán nada.
Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida
y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.

Nadie en este mundo apagaria ni tu fuego ni mi sed..


Existe un niño que vive en mi jugando a no quererte.. pero hace tanto ruido este olvido.. que no te pude escuchar, recordar que ya no estas...


Nuestras miradas se encontraron y todo mi cuerpo se errizo..
Desp de unos minutos.. solo ella le rogó a Dios que le concediera al menos un instante para que él no se fuera sin saber cuanto lo había amado por ensima de las dudas de ambos, ella jamás hubiera sido capaz de irse de no haber creído que el estarías mejor sin su compania. Era demasiado egoísta. Sólo el era más importante que cualquier cosa que ella quisiera... o necesite..Todo lo que siempre habia querido o necesitado era EL y nunca tendria las fuerzas suficientes para marcharse.. en ese instante sintió un apremio irresistible de empezar la vida con él otra vez desde el principio para decirse todo lo que se les quedó sin decir, y volver a hacer bien cualquier cosa que hubieran hecho mal en el pasado..

Quizas la proxima vez puedas querer a alguien sin necesitar destruirla para valorarla..

martes, 7 de septiembre de 2010

Mi azul clarito ♥

Nadie como tu para hacerme reir.
Nadie como tu sabe tanto de mi
nadie como tu es capaz de compartir
mis penas, mi tristeza, mis ganas de vivir
tienes ese don de dar tranquilidad
de saber escuchar, de envolverme en paz.
Tienes la virtud de hacerme olvidar
el miedo que me da mirar la oscuridad.
Solamente tu lo puedes entender
y solamente tu te lo podras creer.
En silencio y sin cruzar una palabra.
Solamente una mirada es suficiente para hablar
Nadie como tu para pedir perdon.
Nadie como tu me da su proteccion,
me ayuda a caminar, me aparta del dolor.
Y pasaran los años y siempre estaras buscando
un plan para que se hagan realidad los sueños
que soñabamos antes de ayer al dormir
hablando del tiempo que nos quedara por vivir.
Y sin hablar.
Solo al mirar sabremos llegar a entender que jamas ni nada ni nadie en la vida nos separara.

Amarse con los ojos abiertos..


Quizás la expectativa de felicidad instantánea que solemos endilgarle al vínculo de pareja, este deseo de exultancia, se deba a un estiramiento ilusorio del instante de enamoramiento.
Cuando uno se enamora en realidad no ve al otro en su totalidad, sino que el otro funciona como una pantalla donde el enamorado proyecta sus aspectos idealizados.

Los sentimientos, a diferencia de las pasiones, son más duraderos y están anclados a la percepción de la realidad externa. La construcción del amor empieza cuando puedo ver al que tengo enfrente, cuando descubro al otro.
Es allí cuando el amor reemplaza al enamoramiento.

Pasado ese momento inicial comienzan a salir a la luz las peores partes mías que también proyecto en él. Amar a alguien es el desafío de deshacer aquellas proyecciones para relacionarse verdaderamente con el otro. Este
proceso no es fácil, pero es una de las cosas más hermosas que ocurren o que ayudamos a que ocurran.

Hablamos del amor en el sentido de "que nos importa el bienestar del otro".
Nada más y nada menos. El amor como el  bienestar que invade cuerpo  y alma y que se afianza cuando puedo ver al otro sin querer cambiarlo.
Más importante que la manera de ser del otro, importa el bienestar que siento a su lado y su bienestar al lado mío. El  placer de estar con  alguien que se ocupa de que uno esté bien, que percibe lo que necesitamos  y disfruta al dárnoslo, eso hace al amor.
Una pareja es más que una decisión, es algo que ocurre cuando nos sentimos unidos a otro de una manera diferente. Podría decir que desde el placer de estar con otro tomamos la decisión de compartir gran parte de nuestra vida con esa persona y descubrimos el gusto de estar juntos. Aunque es necesario saber que encontrar un compañero de ruta no es suficiente; también hace falta que esa persona sea capaz de nutrirnos, como ya dijimos, que de hecho sea una eficaz ayuda en nuestro crecimiento   personal.

Welwood dice que el verdadero amor existe cuando amamos por lo que sabemos que esa persona puede llegar a ser, no solo por lo que es.
"El enamoramiento es más bien una relación en la cual la otra persona no es en realidad reconocida como verdaderamente otra, sino más bien sentida e interpretada como si fuera un doble de uno mismo, quizás en la versión masculina y eventualmente dotada de rasgos que corresponden a la imagen idealizada de lo que uno quisiera ser.. En el enamoramiento hay un yo me amo al verme reflejado en vos."